Tiburones, la gran pesadilla

El peligro viene por debajo

Estaba pescando, la zona era California, Santa Bárbara, y de repente, surge de la nada. Un gran Blanco, y te muerde un pié. La piel se te pone de gallina, y nadas hacia el lado contrario, quieres dejar un río, un mar, un océano por medio.

Cuanto más lejos de la pesadilla, mejor. No dejas de mirar hacia abajo, hacia los lados, hacia atrás. El fusil agarrado con las dos manos, con fuerza, si aparece vas a usarlo, desde luego, aunque sabes que no servirá de mucho.

Ese arpón con elásticos es lo único que te separa de un mordisco.

Una historia real

La historia de arriba podía haber sido sacada de un libro de ciencia ficción, pero es un historia real. Pasó el pasado 1 de septiembre. Cerca de la playa, y sólo con 3 metros de profundidad.

Tyler McQuillen puede contar su historia. Como golpeó con su fusil de pesca al gran Blanco y además, todo está filmado, porque este estudiante californiano, llevaba sujeta su cámara a su fusil de pesca.

Nos dicen que es más fácil que mueras en un accidente de tráfico, o que mueras porque te pique una abeja o una araña, pero la verdad es que en los últimos años se han incrementado los encuentros con los escualos.

Recordemos el encuentro de Mick Fanning en J-bay, lo casi imposible y casual se está volviendo poco a poco cotidiano. Cada vez hay más gente en el mar, lo que aumenta las probabilidades.

Otro encuentro famoso es el de Bethany Hamilton. Y podríamos ir narrando y narrando encuentros. A veces, el peligro de una ola queda en segundo lugar cuando la sombra negra acecha desde lo más oscuro del océano, o desde lo más oscuro de nuestros pensamientos.

Pero no queremos alarmarles, la verdad es que sigue siendo casuales los encuentros con estas criaturas, aunque hay webs que se dedican a recoger cada infortunio. Algunas, saben que salvar a los tiburones es salvarnos a nosotros mismos.

Si tienes, que seguro que sí, las mismas inquietudes que nosotros, puedes pasearte por algunas páginas que tratan el efecto TIBURÓN.

 

etiquetando-tiburones

Todo sobre la amenaza

Si quieres seguir de cerca el efecto Tiburón, Shaking Tracks te pone al día sobre todos los ataques a nivel mundial que hay con los escualos. Es impresionante el número de casualidades que hay diariamente en todo el mundo.

A veces hasta dos o tres veces al día hay un encuentro o un mordisco que relatar. La noticia está ahí, no se puede ignorar.

En esta web, incluso tiene un mapa con todos los encuentros, algunos fatales, dejando tras de sí la estela de una familia apenada por el desafortunado encuentro de unos de sus miembros con un bichito de estos.

Aún así, tenemos que concienciarnos que el número de escualos en el planeta es una necesidad vital para mantener los ecosistemas marinos, por eso, desde Keep Fin Alive, tratan de educar de la importancia que es preservar la vida de los escualos.

Y que por muy malos que los pintemos en las pelis de Hollywood, los tiburones son imprescindibles para el equilibrio, incluso para nuestra propia subsistencia.

Si quieres ver con toda tranquilidad al Gran Blanco desde tu móvil, o sentado delante de tu ordenata, lo mejor es que visites la página del fotógrafo GEORGE T. PROBST.

Si piensas irte a Australia, esta WEB ayudará a saber donde se han visto los últimos tiburones, así que si quieres ir a surfear a alguna ola en concreto, deberías visitar esta web y así sabes si se han visto escualos por la zona.

Esta WEB se dedican a salvarlos, a todos, sin excepción, puedes asociarte, o incluso adoptar a un bichito con la boca llena de dientes afilados. Ahora, no te creas que por adoptarlo, no te va a dar un mordisquito.

Y si quieres una revista online de contenido única y exclusivamente sobre los tiburones, esta es tu web.

Esta es un WEB donde hablan los supervivientes de ataques de tiburones, además de tener otras informaciones interesantes para salvaguardarte de un ataque.

Y en esta web, puedes pasarte horas estudiando los caminos de cientos de tiburones que han etiquetado. Pudes ver que tipo de tiburón es, cuando salió a superficie la última vez, sus fotos, cuanto mide, y te puedes hacer una idea de por donde anda.

Hay muchas más, pero estás, a nuestro entender son las que más molan. Así que si quieres documentarte un poco para saber a que te enfrentas cada vez que entras al océano a coger olas, ya tienes un montón de sitios a los que acudir.

Nosotros, desde nuestra seca y a salvo redacción, te aconsejamos que si no quieres que te muerda un tiburón, dejes el Surf y practiques las canicas. Menos gente en el agua, menos riesgo de que te muerdan.

 

 

 

Tiburones, la gran pesadilla.

1157
Views

2 comentarios