Surf en Tenerife

Ethan Egiguren, sin viento es más fácil sobrevolar los colores del mar

Las Américas o La Izquierda de Las Palmeras,

probablemente la ola más glassy de Canarias

A las Canarias las llaman Las Afortunadas. Exite un régimen casi constante de vientos llamados Alisios que hacen de su clima único e inigualable.

Los Alisios soplan con componente Noreste casi todo el año. Esta ola, al estar al Sur de Tenerife y vivir al abrigo del “pico” más alto de España, El Teide, la sitúan en un inmejorable paisaje donde el viento casi no se deja ver y el calor es un visitante estable 365 días al año.

aéreo

Hasta los portugueses vienen a disfrutar de las olas, del calor, de Canarias

Los “canariones” hacían surftrips a esta ola a finales de los setenta, era toda una odisea en aquellos tiempos, pero valía la pena.

Entonces, la zona no era más que un desierto, y empezaba a construirse los primeros de una larga lista de hoteles y complejos para albergar la creciente demanda europea que venía buscando Sol y playa.

Las américas

Maxime Huscenot, entró hace poco en el equipo con Jonathan González, también vino a su casa a compartir las olas más glassys de Canarias

Las Palmeras empezó a hacerse muy popular en los ochenta, y a principio de los noventa vino Tom Curren para intentar salvar la ola.

Entonces se había creado una asociación para salvaguardar las olas, ADES. ¿Seguirá existiendo esta? Hace años que no sabemos de ella.

En pleno BOOM turístico la mayoría de los rompientes canarios estaban amenazados con proyectos multimillonarios para la creación de zonas turísticas que contemplaban lugares donde se construirían rompeolas.

Para que los turistas pudieran disfrutar de extensas playas de aguas tranquilas.

Diego-Suarez

Diego Suárez se consolida como uno de los canarios de mayor proyección a nivel internacional. También es uno de los locales más usuales por la ola glassy

En aquella ocasión se logró salvar el espacio de Las Palmeras. Una ola que forma ya parte de una de las paradas más exóticas del WQS en Europa.

Tenerife es tantas cosas, y el Surf se va convirtiendo en uno de esos encantos turísticos y poco a poco culturales, que atraen cada año a más y más amantes del deporte acuático a nuestras islas afortunadas.

Matias Hdez

Matías Hernández. Las puestas de Sol dejan colores traslúcidos llenos de destellos turquesas cuando las gotas salpican un arco de colores tras el giro del surfista

La ola es famosa por una izquierda que en ocasiones forma varias secciones de tubo. Y puede llegar a tener más de 200 o 300 metros de recorrido.

Pero también esta ola echa una derecha, más corta, pero intensa, que te da rampas para hacer potentes aéreos y a veces ahueca y te da tubos de ensueño.

Lucía Martiño. El nivel femenino crece cada año un pasito más. Ya no es aburrido verlas surfear, se han ido adueñando de nuestras olas y de nuestros corazones.

Las chicas ya no son como antes, han ido conquistando las olas y su lugar a fuerza de tenacidad y voluntad.

Ahora es raro un baño sin verlas, y ya no están en el rabito, ya se colocan con descaro en el pico y te las bajan al límite. Ya no son las frágiles niñas que nos esperaban en la playa, ahora hay hombres que las esperan a ellas.

Los tiempos cambian, para mejor, todavía queda camino por recorrer, pero nosotros luchamos codo con codo con ellas para que ocupen el lugar que se merecen. Son la parte más importante de nuestras vidas.

surf-girl

Leticia Canales. Ella vino para catar la ola más glassy del archipiélago

Y después de ver a Lucía, Leticia nos encandiló. Ya quisiéramos muchos tener su surf, el de cualquiera de ellas.

Las olas no se crearon sólo para contemplar su hermosura. ¿A quién se le ocurriría surfear la primera? ¿Quién fue el primero de deslizarse en un tubo? Da igual la respuesta. Una vez te subas en la tabla te quedas enganchado para el resto de tu vida.

Luis Díaz. Probablemente el sucesor de Jonathan González.

A Luis ya le conocemos todos. Viene de la isla vecina, y su trayectoria y sus logros preceden a su imagen.

Muchos tienen las esperanzas puestas en él. Quizás en un futuro muy próximo pueda estar codeándose con los mejores del WCT. O quizás no, pero da igual, para nosotros, los isleños, es un placer verle surfear en nuestras costas.

Nacho-Gundesen

Nacho Gundesen. Y vinieron atravesando el río ancho

A Tenerife se la conoce a nivel internacional, su historia está cargada de historias épicas e increíbles, algunas dramáticas y trágicas, otras maravillosas e impresionantes.

Sea como fuere, la isla atrae por mil y un encantos, La Izquierda de Las Palmeras, es uno más, no por ello menos increíble, no por ello menos impresionante.

Matías Hernandez

Matías Hernández. Y al alba rompieron las brisas sus saltos sobre las espumas de las olas

Hay dos momentos que son mágicos en el Surf.

El amanecer, con el despertar del astro rey, con la llegada de los rayos de calor. Esas luces que juegan con cientos de colores, distintos a los del atardecer pero igual de mágicos.

Y el ocaso, con sus fucsias y sus naranjas, sus amarillos brillantes que bailan al son de las olas convirtiendo su azul profundo en tonos verdes turquesa. Parece el fin de todo y sólo es la promesa de lo que llegará.

No sabría con cual quedarme. Me llevo los dos, me los quedo todos. Y en Las Américas, son tan especiales, porque siempre en esos momentos el viento se queda quieto, como queriendo admirar el paisaje, de las olas que rompen sobre la baja, tan aceite, tan suaves, tan débiles y a la vez, tan poderosas.

RELACIONADAS

LAS AMERICAS, UNA OLA DE CAMPEONATO

RELACIONADAS

LA OLA ARTIFICIAL CANARIA

RELACIONADAS

YERAY, EL UNICO EN AUSTRALIA

REPORTS | VIDEOS | SURF SHOP | SURF GUIDE

COPYRIGHT © 2016. SURFING REVOLUTION. 

Las Palmeras, la ola más glassy de Canarias.

1555
Views