boardshorts

Dicen que “la vida es mejor en boardshorts” y que “solo un surfista conoce el sentimiento”, pero la verdad no es tan transparente como se vende a través de los medios.

El surf es emocionante, pero también esconde falsedad  y como surfistas, nos comportamos como hipócritas.

El surf y los surfistas tienen su lado oscuro, probamos el verdadero negocio porque la mejor parte se nos ha ido.

Muchas veces el surf esconde falsas virtudes, como la ausencia de surfistas negros en los circuitos profesionales.

La llave que nos abre el alma, la cerramos en un mar de falsedad, pero sin tener miedo a la tormenta, vamos a contar lo hipócritas que somos.

El surf profesional es patrocinado por compañías de bebidas alcohólicas

 

Alardeamos a los cuatro vientos un estilo de vida saludable. Sin embargo, ¿dejamos que el alcohol pague el dinero del premio?

El surf no respeta el medio ambiente 

 

Se supone que amamos el mar y la naturaleza. Entonces, ¿por qué contaminamos con wax, foam y neoprenos?

 

No podemos resistirnos a ser locales

 

La historia del nunca acabar. Cuando nos entrará en la cabeza que el mar es de TODOS. Nosotros cogemos prestado lo que la naturaleza nos da.

En cuanto el pico se llena de turistas sacamos las garras y soltamos con arrogancia “Strangers respect the locals or fucking go home”

y, ¿qué pasa cuando los forasteros somos nosotros en esas olas lejanas?

Locales viendo romper su ola

Se nos olvida con facilidad que fuimos novatos 

 

¿Nunca fuiste novato?, que pronto se olvida que alguna vez entraste al pico con más miedo que verguenza. 

Enseguida estamos con el radar alerta para ignorar o invitarles sutilmente que se larguen, pasándoles con la tabla cerca, muy cerca suya.

Claro, ya eres pro y nadie puede verte con los novatos, perderías reputación en el pico. 

 

Nunca tenemos suficiente

 

Queremos surfear tantas olas como nos permita el cuerpo. Cuantas más mejor, aunque rompamos el código y saltemos la ola.

Somos egoistas y en ocasiones sordos. Eso si, silbamos y gritamos para exigir prioridad.

Roxy

Respiramos el espíritu sagrado

 

El surf se mueve por dinero, La industria del surf lanza campañas soñadoras del espíritu de los surfers y en realidad es un antifaz de marketing para atrapar al objetivo.

Les importa un comino como se alimenta su alma cuando despegan en el labio de la ola. Solo quieren hacer caja con el surfista de moda.

 

Somos egoístas, ambiciosos, codiciosos y sobre todo muy hipócritas. Se nos olvida lo que realmente es el espíritu del surf. Ese que nos hace disfrutar de la emoción de poder degustar lo que nos presta la madre naturaleza. Ese que nos hace expresamos de forma diferente. Ese que bombea salitre por nuestras venas. Ese que nos hace sentir dentro de un tubo la sensación de liberación del alma. Nuestro estilo de vida y  las costuras de nuestro alma…

 

Pero ya nos conocemos, y es por eso, que nos cuesta controlar tanta locura y aunque nos señalen, sera solo un burlo intento de volar más alto que la farsa que nos rodea.

vissla-publi
Guía de surf de Canarias

La hipocresía del surf.

1455
Views