Alberto de Mario

Si existe una palabra para definir a Alberto, esta sería “Vivaracha”. Retrato_ Adrian Villalba

Alberto, la locura de ser Longboarder en el siglo XXI

Una entrevista de Adrián VIllalba

¿ Y tu de quién eres?

Me suelen llamar Alberto De Mario Sartor Martinez, tengo 22 años, nací y me crié gran parte de mi vida en El Ejido – Almeria, Hijo predilecto de Davide y Raquel, los cuales  me ayudaron desde el inicio para presidir este país, pero decidieron llevarme por el camino de la nobleza, humildad y tesón por conseguir aquello que quieres.

Por lo tanto, el surfing fue una de las cosas que se me metió entre ceja y ceja, hasta día de hoy, que lo sigo practicando y afrontando como forma de vida.

 

Sabemos que querías ser director de cine pero al final…

Estudié Artes Plásticas e Imagen, mi pasión por la fotografía era descomunal. Director de cine, notario y abogado eran mis planes. Aunque vas sabiendo la realidad de la vida y el trabajo, no todo reluce como se ve en la televisión o te lo pintan en esas charlas del instituto. Decidí ser instructor de surf, aunque siempre me interesó la economía y el marketing, hasta día de hoy que sigo estudiando diferentes cosas aparte de los bailes que hago encima del tablón.

Sin duda, el ser mayor es bonito, los pensamientos me han cambiado bastante con el paso del tiempo, adquieres experiencia, pero sin duda, lo que no cambio es deslizar en las olas.

 

tablones-cruzados
Cutback-de-Alberto-De-Mario

Siempre me ha parecido difícil mover una tabla de más de 7 pies, para Alberto es como quien levanta una taza de té. Foto acción_  Andrea Ru

22 años y de Almería ¿Por qué el Longboard?

En 2011 probé a “competir” en un campeonato local en Almeria, en shortboard no pasé ninguna manga. Por eso decidí apuntarme a Longboard, donde conseguí llegar a la final y acabar con una segunda posición. Nada mal sabiendo que el que ganó iba con 8 pies, cuando el mínimo en longboard de competición es 9 pies. Como digo yo, Almería y sus cosas. (risas)

Fui entrenando con el paso del tiempo, compaginando instituto, carnet de conducir y trabajar en la pizzería de mis abuelos que en aquel entonces me venía bien para pagarme los campeonatos.

A los 18 el carnet de conducir y con eso, todos los viajes, festivales de longboard, campeonatos regionales y europeos, hasta llegar a Fuerteventura. Donde sigo surfeando, entrenando e intentando despuntar en esta disciplina.

 

¿Qué es lo que más has aprendido de las competiciones?

Lo que más he aprendido de competir, es que hay que estar preparado, recuerdo un festival en Asturias, que no había entrenado, y remontando me quedaban 5 min para sacar 3,5 puntos. Por la falta de condiciones físicas, perdí la manga por 0.40.

Depende del grado de éxito que quieras tener, seguramente aprendí. Prueba de ello es que dos años después, gané ese Festival. Esta vez si había entrenado.

Sobre todo he aprendido a valorar a la gente,aquellos que entrenan duro llegaran a la cima. El talento no te va a dar el éxito, y el esfuerzo tampoco. Hay que empeñar tiempo, sacrificio y sabiduría.

 

tablones-cruzados
Alberto De Mario en competición

Nacido para competir, aunque el surf libre no lo deja nunca de lado. Foto_  Andrea Ru

El Surfing está en su punto más fuerte, ¿Está infravalorado o sobrevalorado?

El surfing está en su punto más fuerte, su industria y todo lo que hace que funcione sin lugar a duda, crece y seguirá creciendo. Mirando más allá de las olimpiadas, que entra dentro como deporte seleccionado.

Es increíble la cantidad de surfistas, anuncios televisivos con imágenes surferas, campañas de publicidad giran entorno al surf. Es un deporte super bonito, algo frustrante por lo que se necesita dedicación para poder disfrutarlo con plenitud.

Por ello, creo que está infravalorado, todo el mundo puede surfear, sólo se necesita tiempo y ganas. Estar cerca de profesionales, documentarse bien. Así ocurren las negligencias en las playas, porque está tan de moda, que todo el mundo cree que lo va a conseguir.

 

¿Es un tópico eso de trabaja duro y todo llegará? Tu estas entrenando por tus objetivos, ¿cómo lo haces?

El trabajo duro vence a todo aquello que no te sale sin talento, o al menos eso aprendí hace un par de años.

Me mantengo en forma entrenando físico cuando no hay olas, o las condiciones no son idóneas, con ejercicios de propiocepción, entrenamiento funcional y cardio para la parte específica. Entrenamientos con pesas, sala de máquinas para ejercicios de fuerza y explosivos.

Sin embargo, cuando hay olas surfeo con tablón y así estar preparado para posibles competiciones que puedan ir avisando a lo largo de la temporada.

También tengo dos shortboards y dos twin fin, para surfear la parte un poco mas agresiva y lineas, que el longboard al ser puntuado tanto clásico como radical, como decía antes, hay que estar a tope.

 

tablones-cruzados

Pretendo ser mejor persona, aprender de los demás.  Foto_  Andrea Ru

¿A dónde pretendes llegar?

Pretendo ser mejor persona, aprender de los demás aquello que me pueda aportar satisfaccion en mi vida, y aprender de los errores. El surfing me apasiona, espero cosechar buenos resultados en competiciones sin perder la cabeza, viajar a sitios que nunca he visitado.

No quiero ser campeón de… , todo lo que venga será aquello que me he propuesto, pocas cosas pero sólidas. Todo llega, el trabajo duro y la constancia, esa es la clave.

 

Quédate con 5 momentos de tu surfing

Primero: Me quedo con la primera vez que hice un hang ten, (maniobra por excelencia en el longboard, donde los dedos de los pies salen colgados de la punta) tardé como un año para aguantarlo 2 segundos, (risas)

Segundo: Cuando quedé 5º de Europa en Lacanau (Francia), era Junior con 16 años, mi tercera competición oficial. Fue sensacional obtener ese resultado.

Tercero: Dar clases a gente con parálisis cerebral y diferentes discapacidades físicas, me aportó mas concienciación y a no quejarme por cosas que no vienen a cuento, te hace ser mas “adulto”.

Cuarto: Viajar al Mar Negro, gracias a un patrocinador, surfeé en un mar que prácticamente es “cerrado”, otra increíble experiencia gracias al surfing.

Quinto: Gracias a la familia que tengo, en cada viaje a Italia, ya sea de surfing o no, disfruto de los espaguetis a la carbonara como un niño chico, eso me encanta. (risas)

tablones-cruzados

Hay que viajar para adquirir experiencia. Foto_  Andrea Ru

¿De mayor qué quieres ser?

Seguramente pretendo surfear todo lo que me queda de vida, siempre y cuando mi condición física me lo permita. Me encantaría trabajar para alguna marca de surf del sector, ser representante de alguna marca, seguir a los riders, organizar eventos, siempre relacionado con el surf o al menos con el deporte.

Viajar y conocer sitios nuevos para adquirir experiencia, hasta día de hoy he visitado pocos lugares. Espero el año que viene poder ir a Sri -Lanka, hacer un buen vídeo de longboard y presentarlo a las marcas del sector. Esto puede ser una buena oportunidad.

Aunque tengo muy claro, que para conseguir algo, hay que ser constante. Tomárselo con perseverancia.

 

Suelta todo aquello que no dijiste en el juicio final…

Gracias a mis padres por respetar mi decisión de dedicarme a este mundo, no siendo surfista profesional pero considerándome un profesional del surf, mi hermana Daniela, a mi chica Francesca, y a todas las marcas que me apoyan para seguir adelante y aquellos proyectos que saldrán en el futuro.

Gracias a Radical Surf Magazine por poder contar un poco más sobre mí y por apoyar el longboard.

tablones-cruzados

Ad Zone

RELACIONADAS

LA MIRADA DE CARCELLER

JESUS CARCELLER
RELACIONADAS

OLAS PERDIDAS

OLAS PERDIDAS
RELACIONADAS

BUTTONS, LA LEYENDA CONTINUA

BUTTONS, LA LEYENDA

REPORTS | VIDEOS | SURF SHOP | SURF GUIDE

COPYRIGHT © 2016. SURFING REVOLUTION. 

El explosivo surf del longboarder Alberto De Mario.

3003
Views