7 razones por las que tu surf no mejora

Benjamín Sanchís. Foto_ José V. Glez / Fanfi Shop

Lo vemos todos los días, el colega que se cree Slater y que no va ni a patadas en el trasero. Y luego sale del agua y pregunta: ¿Lo viste, viste el tubazo, o el rentrazo? y le miras y en voz bajita le dices: – sí, lo ví, y dentro, tus pensamientos corren como si hubiera un incendio, este está flipado, pero claro, es tu colega y lo que menos quieres es empezar la discusión de siempre. Todos deberíamos bajar de las nubes, pero la gran mayoría se cree un gran surfer, pero la realidad es bien distinta, no hay un montón de fotógrafos siguiéndote por  todas partes, ni cámaras de vídeo, ni sales en la tele ni en páginas webs, ni en revistas, pero eso sí, eres el mejor cuando surfeas, y cuando te caes, piensas, todo el mundo se cae, hasta los pros. ¿Por qué no eres pro entonces? Es que a mí esa forma de vida no me va. Gañán de tres al cuarto, eso es lo que eres, un parrala que no vé nada más que su propio ombligo. Y luego vas de duro en el pico, de local que echa a los foráneos de las olas…

Una vez desahogado mi intelecto, entremos en el por qué la mayoría, aprende a surfear, llega a un nivel y se estanca ahí, no evolucionan.

No estas en forma

Seguramente creerás que el Surf es un deporte de Hippys, que te fumas un porrete y que si eres bueno, eres bueno, esta idea ya nos la podemos ir quitando de la cabeza, eso era posible en los sesenta, ya no. Para surfear hay que remar, y para hacer un surf con fuerza se necesita fuerza, es un deporte más, y necesita de una base de entrenamiento. No te creas que con ir a la mar de vez en cuando estás en forma, hay que entrenar esos músculos. Los pros lo hacen, siguen un entrenamiento. Si te falla la forma física, no tendrás velocidad para afrontar un late take off, para reventar un labio con un reentry potente, para sortear un labio grueso que te cae en la espalda. Si no estás en forma, te aconsejo que pares y no sigas leyendo el post, prepara una tabla de entrenamiento, busca a un entrenador físico para no lesionarte, tienes que estar bien físicamente y mentalmente para que tu surf mejore y sea divertido y luego, cuando creas que ya estas preparado vuelve y sigue leyendo el resto.

 

 

No pasas el tiempo suficiente en el agua

Esto está claro, para que tu nivel crezca y mejore necesitas tiempo y paciencia, a no ser que nazcas con el Don de Slater, todo es esfuerzo, tiempo y paciencia. Y repetir una y otra vez las maniobras hasta que vayan saliendo, a base de repetir se aprende. Si sólo vas una vez por semana a surfear, no progresarás jamás. Pero esto tiene un inconveniente, el mar no siempre está ahí con las mejores condiciones para practicar el Surf, así que si no hay olas, si vives en un lugar con sólo tres meses al año de olas, poco vas a poder progresar, necesitarás viajar, o esperar que Kelly venga con su fantástica piscina de olas y te la monte en el parque de enfrente de tu casa. Constancia es una de las claves del éxito.

Para un deporte que necesita muchas horas para ver tu progreso, si eres un culo inquieto, puede ser frustante, y no salirte la maniobra que tanto ansías. Al agua hay que entrar con relajación y la mente en blanco, no pensar si quedaste con ese chico o chica que ocupa parte de tus pensamientos; los besos se los tienes que dar a ese labio turquesa, verás como te lo devuelve con tanta pasión que olvidarás hasta la hora en que quedaste.

 

 

Te caes mucho cuando intentas las maniobras

Y te da igual, te caes y te vuelves a caer, pero te da risa y sigues perdiendo las olas porque no has dominado la maniobra. Pues piensa y estudia cual es el fallo, mira vídeos de surf y estudia como lo hace Dane Reynolds , ¿por qué me caigo tanto?, ¿será que tu centro de gravedad está desviado?  Recuerda que tu surf es aquello que empujas con los latidos de tus sentimientos, esa habitación verde donde encendiste tu cuerpo y las ganas nunca se rendían. Piensa en solucionar esto, e intenta un día surfear la ola hasta el final, asegura los giros, fluye, be water my friend.

 

 

No viajas lo suficiente

Hay varias formas de que la cultura crezca dentro de tí. Ir al instituto o a la universidad y estudiar mucho, leer muchas libros o…

…Viajar, viajando se aprende mucho, probablemente sea la mejor manera de aprender de todas, surfear olas diferentes, en lugares distintos, ver delante de tus ojos como surfean en otras partes, compartir con los demás, surfear con gente con mucho más nivel que tú.

¿A cuántos conoces que no salen de esa ola, de su pico local? ¿Y te has preguntado por qué siempre hacen el mismo giro, por qué no han cambiado su forma de surfear en tantos años?

Están apegados a una misma ola, a un mismo sitio, oxidados en su abrupta y paleolítica forma de ver el surf. El surf es viajar y descubrir un amplio abanico de oportunidades, y sobretodo aprender. Viaja y descubre lo que pueden aportarte los demás surfers de este planeta, no te quedes encasquillado en un mismo lugar, así seguro que nunca progresará tu surf.

El tiempo que tenemos “es hoy”, si ayer creías que tu playa era la mejor para progresar, te equivocas, no todas las olas son iguales, si surfeas siempre la misma no saldrás de esa espiral de la monotonía. Viajar y conocer otras olas sería lo adecuado para soñar, sentir y vivir otra experiencia. No es lo mismo el potente mar Cantábrico que  la belleza del Atlántico o el sosegado Mediterráneo, cambian sus corrientes sus tubos, por no hablar de la temperatura.

A veces puede más la costumbre, ¡sal y hazte aventurero!, prueba a ser ese astronauta que pisó esa luna del Norte, clavando ese reentry de locura. Tal vez cuando lo pruebes cambiará tu forma de pensar y mejorará tu surf, no tengas miedo de su abrazo, si te tiemblan las piernas es por esa mezcla de pólvora con fuego, siempre tendrás a tu lado chapoteando ese ángel que será tu guerra por las noches y  tu tregua en las mañanas.

 

720

 

No estas surfeando con el equipo adecuado

¿Cuántas veces hemos visto a alguien que usa una tabla demasiado pequeña para su su peso? Y luego van los cantos enterrados, y se lo dices y se cabrea, a mí me va bien, obsecado en que esa es la medida que lleva Filipe Toledo, y a mí que sólo peso 10 kilos más me tiene que ir igual de bien.

Todos corrimos a ver la tablita con las rayas de fibra de carbón de Slater. Uy, que fina era aquella tabla. Lo que a uno le va bien no le va a otro, no sólo por el peso, sino por tu estilo y forma de surfear. Mirar una y otra vez que tablas llevan los pros, es una guía inicial para saber que te puede ir a tí bien, pero sólo una guía, tu no eres John John, cuando hayas leído y seguido al pie de la letra los consejos de este post, igual, con tiempo te conviertes en un Gabriel Medina o un Mick Fanning, mientras, piensa que necesitas algo que se adapte a tus circunstancias. Sigue el consejo de tu shaper, o el de un amigo que sea más experimentado que tú. Te irá mejor que copiar la tabla de Dane Reynolds.

Ojito también con que quillas que usas o que tail para según que condiciones de olas halla. Y recuerda que si hace viento y el agua baja de los 23 grados, un neopreno hará que a la media hora no te mueras de frío. Ten el equipo adecuado según las circunstancias y progresarás más deprisa.

 

 

No tienes ni idea de lo que pareces. (grábate en video)

Tuve un amigo que se creía un crack, es más, entraba en campeonatos locales y llegaba a las finales. Tenía dominado las maniobras básicas, el cut back amplio y redondo, el reentry, el floater. Surfeaba bien la ola de arriba hasta el final, sin caerse, lo que le puntuaba bien en las mangas. Pero era un trozo de hierro sin flexibilidad alguna. Su cuerpo iba muy recto. Recuerdo que ibamos juntos a yoga y nunca logró tocar con la punta de sus manos los dedos de los pies. Rígido, como un tabla. Una vez se lo comenté, tienes que trabajar la flexibilidad. Me miró y me dijo ¿de qué hablas?, un par de años más tarde su mujer le grabó en vídeo. Y al día siguiente, vino y me dijo: Tío, no sirvo para nada, surfeo como una momia, voy a dedicarme a otra cosa. (como si pensara que iba a llegar lejos en el surf).

El grabarte es bueno para que corrijas tus fallos, que descubras tus defectos, para que aprendas a superar esos obstáculos que no te dejan avanzar. Jonathan González corrigió malas posturas grabándose en vídeo. Su padre le grababa y luego comparaba su estilo con el del gran Slater. ¿Puede que Jonathan González haya aprendido a ser de los más grandes de Europa gracias a eso de comparar su estilo y sus formas con los grandes? Habría que preguntárselo a Jonathan, pero claro está que ese fue un fundamento clave para su evolución.

Y cuando decimos que te grabes en video, lo decimos para que te graben desde fuera, no que te compres la Gopro y la pegues en la punta de la tabla, porque cuando te veas en esa grabación parecerás que ni te estás moviendo, hasta los grandes parecen torpes. Búscate a un amigo, a una novia o novio aburrido o haz lo que hacía Kepa Acero, monta el trípode y por control remoto, pero grábate si quieres corregir tu surf.

 

Grabate-en-video

 

No te diviertes

Si no te diviertes en el agua, raro será que progreses en tu surf. Esta es la condición sine qua non para volar por encima de las olas. Sin diversión es que ni vale la pena ir a la playa. Siempre, siempre tienes que llevar en tu mente que surfear es divertirse, y cuanto más te diviertas surfeando, mejor surfer serás en el agua. Cuanto mayor sea tu nivel, más divertido será surfear. Una cosa va unida a la otra. ¿Te diviertes cuando haces un reentry?, imagínate haciendo un aéreo reverse. Sin diversión nunca llegarás al olímpo de los Dioses.

Agárrate fuerte a su abrazo y no te asustes de su fuerza, ella  espantará a tus diablos, recorrerá el mapa de tu piel y no querrás perder un solo sorbo de ese tubo. ¡Que felicidad!, recuerda que serás un pirata, y esa ola será el mapa de tu tesoro.

Todo pasa por alguna razón y si sigues estos 7 consejos, tu surf cambiará y estarás enganchado a este feeling, de la misma manera de los que te escriben estas letras. ¡NO DEJES DE SOÑAR!

7 razones por las que tu surf no mejora.

4901
Views